Historia del Metal en Colombia: Llegada, Influencia y Contexto Socio Político

Avatar

Francisco Díaz

El heavy metal, como se le conoció al principio, es un género musical que nació en Europa a finales de la década de los 60’s. Un amplio debate permanece aún abierto sobre cuál fue la primera banda en tocar metal, pero a la que apuntan la mayoría de las versiones de ser los creadores del heavy metal es a Black Sabbath, banda inglesa que nació en 1968 en Birmingham, Reino Unido.

La banda publicó su primer trabajo discográfico ‘Black Sabbath’ (álbum homónimo), en el año de 1970. Ésta nueva propuesta musical aparece proponiendo una estética en la música rock nunca antes escuchada, pues la voz expresaba un matiz más oscuro y tenebroso, y la guitarra poseía una exagerada distorsión en su sonoridad, ejecutada con movimientos más rápidos y utilizando recursos musicales de características más oscuras.

Así como su sonido, sus canciones exponían una variedad de temáticas que iban desde lo poético, la filosofía existencialista, las artes ocultas y, sobre todo, críticas a la política y la guerra. Sin embargo, Black Sabbath no nació proponiendo estos tipos de temáticas dentro del rock, puesto que estos temas en las canciones del rock ya eran comunes, lo que hizo esta banda fue llegar a proponer un nuevo estilo musical, pero en cuanto a las temáticas y el estilo que ya se exponían en las líricas del rock con Black Sabbath, se refuerzan y se establecen para lo que poco tiempo después la gente conocería como el heavy metal.

Sin embargo, si se quiere entender por qué el rock poseía ya en sus letras dichas temáticas, debemos remontarnos hasta los estilos musicales del jazz y el blues, expresiones musicales que nacieron en medio del sufrimiento y dolor, producto de la esclavitud de los negros en Norte América.

Ésas expresiones musicales eran vías de escape al sufrimiento cotidiano de los afroamericanos, pero a la vez eran canales de expresión de sus sentimientos. El rock nace de esto, de estilos musicales que hablan desde una cercanía a los sentimientos del ser humano, que expresan inconformidades, deseos, críticas, odios y sufrimientos, ya sean propios o de toda una comunidad.

La música se ha dotado desde un principio de una carga inherente de sociabilidad; es expresión de la vida interior, expresión de los sentimientos. Pero a su vez exige por parte de quienes la escuchan, receptividad y conocimiento de la sociedad en la que se crea, ya que cada obra musical es un conjunto de signos, inventados durante la ejecución y dictados por las necesidades del contexto social. (Hormigos, 2010)

El rock y el heavy metal son géneros que nacieron en un mundo que se estaba reconstruyendo de nuevo tras la destrucción que dejó la Segunda Guerra Mundial, y aunque ésta finalizó en 1945, las personas aún se encontraban en una alerta ante la posible aniquilación total por la posterior Guerra Fría, en 1947.

Estos géneros nacen en un mundo donde la humanidad ya era consciente de lo fácil que era alcanzar la destrucción total a través de las armas, y en donde se vivía con el miedo constante de que en cualquier momento los gobiernos de las dos nuevas grandes potencias (Estados Unidos y la Unión Soviética) decidieran comenzar una guerra nuclear entre sí.

A esto se le suma una nueva generación de jóvenes que crecen en un mundo en el que se empiezan a cuestionar y a enfrentar al sistema social establecido, sus valores sociales dominantes y a criticar las consecuencias que dejó la denominada época de modernidad a la humanidad.

Estos jóvenes se encuentran en esa época con un género musical emergente que es rock’n‘roll, convirtiéndose éste en su máxima expresión cultural sobre el cual se consolidó un nuevo movimiento entre jóvenes, que fue mejor conocido como la contracultura. De esta manera, el rock con sus temáticas líricas, ya sembradas en el jazz, surge en medio de un contexto de guerra y de preguntas por las nuevas generaciones sobre un posible nuevo mundo, y de crítica a las decisiones de los dirigentes de los paises que causaron dos guerras mundiales, y que mantenían vivo el miedo mediante la Guerra Fría. (Villena, 1982)

Con todo esto sucediendo en el mundo y las raíces temáticas del rock ya aferradas en el jazz y el blues, el heavy metal encuentra otros recursos musicales para continuar con la expresión a través del canto y la música sobre las inconformidades juveniles, la crítica a la sociedad y sus valores establecidos, crítica a la política, a los abusos de poder de los estados, el existencialismo, tabúes y demás acciones humanas encaminadas a la destrucción de la vida.

Inicios del Métal en Colombia

Estos acontecimientos en el mundo no eran desconocidos para Colombia, pues desde la década de los 50 nuestro país se encontraba librando también su propia guerra política, que luego en los años 60’s daría inicio a la historia de una de las guerras más potentes, extensas y sangrientas dentro del territorio colombiano y la cual aún sigue vigente en nuestros días.

El heavy metal, luego de terminar de consolidarse como un nuevo género musical, evolucionar y expandirse por el mundo en la década de los 70’s, entra a nuestro país por los puertos de la costa caribe junto con la demás música que se traía de los Estados Unidos, colonia de la nueva invasión británica (nombre dado al fenómeno de la llegada masiva de música y bandas de rock británicas a los Estados Unidos), o por medio de personas que tenían los recursos económicos para viajar o intercambiar correos con Europa y Estados Unidos y encontrarse con el auge de toda esta nueva música, y que fue siendo traída poco a poco a Colombia por estas personas.

Entrando en la década de los 80’s , el metal extranjero ya sonaba bastante y comenzaba a ser conocido en nuestro país. Sin embargo, no se podía hablar solo de heavy metal, pues lo que comenzó con este nombre para ese entonces, ya se había transformado, dando paso a distintos estilos de hacer este tipo de música; ahora el heavy metal haría referencia a un estilo en específico, puesto que para ese entonces se empezaban a escuchar otras denominaciones a bandas que tocaban estilos distintos dentro del género del metal.

Así fueron apareciendo términos tales como el speed metal o el thrash metal, estos géneros posteriormente darían origen también a otras maneras de hacer metal, así sucesivamente hasta el día de hoy, existen más de 10 subgéneros dentro del metal, unos muy radicales y vieja guardia en su estilo sonoro y otros que han nacido de la combinación de varios de estos subgéneros y la exploración de nuevos sonidos.

Desde los años 50’s, Colombia había comenzado a vivir una guerra por una contrastante división política, una guerra entre liberales y conservadores, los cuales en esa misma década se repartirían el poder con el fin de acabar con la matanza entre los dos bandos políticos, pero esto trajo consigo la exclusión de otros tipos de corrientes políticas como la comunista, quienes se convirtieron en las nuevas víctimas perseguidas por no acogerse a dicha repartición conocida como el Frente Nacional, en 1958. Esto obligaría que aquellas personas se internaran en la selva para escapar de las represiones por parte de los gobiernos liberales y conservadores.

En el año 1964, después del primer asalto militar al municipio de Marquetalia, lugar de concentración de aquellos campesinos y militantes del comunismo, se consolidaron de manera oficial las FARC-EP, el grupo guerrillero más grande que ha tenido Colombia, declarando la guerra al entonces opresor, nepotista y absolutista Estado Colombiano, con un único objetivo, la toma del poder de la nación.

Desde 1966 y hasta la mitad de la década de los 70’s, los grupos guerrilleros empiezan a proliferar por diferentes lugares del país, intensificando cada vez más la guerra entre el estado y los grupos subversivos. (Bíllon, 1999)

Por otro lado, en esta década de los 70’s aparecen los llamados carteles de la droga, grupos de familias y socios que comienzan a traficar cocaína al exterior, enriqueciéndose de manera exorbitante e incrementando la producción de dicha droga, generando así nuevos problemas sociales ligados al tráfico ilegal del narcótico, desde entonces proliferaron los conflictos armados en las ciudades naciendo así un nuevo enemigo para el Estado Colombiano.

De esta manera, las personas que alguna vez escaparon de la inseguridad del campo trasladándose a las ciudades, entrada la década de los 80’s, ya no encontraban seguridad ni en las ciudades; Colombia estaba infestada de violencia por todo su territorio.

Desde 1957 hasta terminar el periodo de gobierno del presidente Virgilio Barco en 1990, el país se mantuvo en lo que se conoce como Estado de Sitio.

El Estado de Sitio es un accionar político, un régimen de excepción, el cual debe ser aprobado por la rama ejecutiva de un país, para que su dirigente al mando pueda atender alguna situación extraordinaria, saltándose ciertos procedimientos legales para poder atender con prontitud alguna determinada situación, pero a la vez deja de lado las garantías constitucionales. Este es un equivalente al estado de guerra, por lo cual se le otorgan muchas facilidades y libertades a las fuerzas militares oficiales. (de, s.f.)

Como consecuencia de esto en Colombia, los ciudadanos aguantaron décadas de abuso de poder y de atropello a sus derechos y a su dignidad, ya que las fuerzas armadas estatales justificaban su accionar soportadas en el Estado de Sitio que vivía el país.

Por su parte, Estados Unidos desarrolló la Doctrina de Seguridad Nacional, un arma ideológica que tenía como fin contrarrestar la proliferación del comunismo durante la Guerra Fría y así evitar el surgimiento de grupos armados con ideologías comunistas en Latinoamérica. De esta manera, los Estados Unidos podían intervenir militarmente en territorios Latinoamericanos. Para esto, lo que hacía el país norteamericano era ofrecer entrenamiento y capacitación militar a los ejércitos nacionales para fortalecer sus milicias y así combatir a las guerrillas de izquierda, pero este entrenamiento era a la vez usado para responder a la guerra que también habían declarado los carteles del narcotráfico. (Sur, 2003)

Estos son algunos de los fenómenos y sucesos políticos que envolvían al país cuando el metal comenzó a difundirse por Colombia, un contexto de violencia y sufrimiento sobre el que aterriza el heavy metal, y se establece más que todo en la juventud colombiana.

Pese a la barrera del idioma con el que llegaba esta música, que era en su mayoría el inglés, los colombianos estaban en la capacidad de comprender los sonidos estridentes que expresaban o despertaban sentimientos oscuros y/o de dolor, voces que cantaban con fuerza e imitaban gritos o lamentos de guerra. Y por si el mensaje que traía el metal en sus líricas no era lo suficientemente comprensible para sus oyentes, las portadas de los discos mostraban de manera gráfica escenarios de guerra o imágenes que hacían referencia a la violencia.

En el año de 1983 nace en Medellín la primera banda producto de la llegada e influencia cultural de la música metal en Colombia, y a la cual la gente para ese entonces la consideraría como la banda con el sonido más pesado, oscuro y extremo en el país: Parabellum.

Esta banda nació en la misma ciudad que fue sede del Cartel de Medellín, el grupo de narcotraficantes más poderoso del país y que tenía a la ciudad sumergida en una ola violencia, inseguridad y terrorismo, en donde los carros bombas y jóvenes que optaban por el sicariato se volvían parte de la vida cotidiana en la capital antioqueña; a todo esto se suma la violencia producto de la represión y los abusos de poder que ejercía el ejército y la policía como respuesta a la guerra contra el Cartel de Medellín dirigido por Pablo Escobar.

Fue esta ciudad la que se convirtió en un epicentro para la gestación del metal nacional. Parabellum, para esa época, nacía conformada por Ramón Restrepo (vocalista), Carlos Mario Pérez “la bruja” (guitarrista), John Jairo Gutiérrez (guitarra), y Tomás Cipriano Álvarez (batería). Estos músicos empíricos, abrirían el camino de lo que hasta nuestros días se ha construido como la escena del metal colombiano.

Poco después nace, también en Medellín, la banda Kraken, en el año de 1984, liderada por su vocalista Elkin Ramírez. No obstante, esta banda se posicionaría desde un estilo más cercano al heavy metal y con un corte más comercial, mientras que Parabellum estaba en un ámbito de lo que se conoce como el underground.

En el año 1985, se presenta un episodio importante en la escena del rock: se realiza el primer concierto masivo en donde se abre, por primera vez, un espacio en concierto a estos sonidos extremos. Este evento fue la llamada Batalla de Bandas, el cual se llevó a cabo en la plaza de toros de la Macarena, en Medellín.

Este concierto tenía como promesa que a la banda favorita del público, se le grabaría su primer LP en estudio. En este concierto se presentaban bandas que casi todo el público consideraba como suaves y “de ricos”.

Como la mayoría de los jóvenes de los barrios marginados se habían congregado en la plaza de toros para apoyar a Parabellum, el público enardecido y obsesionado, impidió que muchas bandas pudieran presentarse.

El evento terminó en disturbios y desde ese momento se estableció una división entre el sonido de las bandas comerciales de clase media-alta, y el sonido oscuro y violento de los barrios populares y las escena underground representada por Parabellum; fueron ellos, Parabellum, la banda más aclamada por el público, pero a la que se le atribuyó también el fracaso del evento.

Tiempo después, por otra parte, en 1987, como producto de este concurso se publica ‘Kraken I’, el primer trabajo en estudio de Kraken y el primer LP de metal colombiano lanzado al público, cuyo sonido era muy bueno para ese entonces.

Por su parte, Parabellum, enfrentando varias dificultades y posiciones en contra de lo que trataba su música, logró sacar un demo con quinientas copias, esto de la mano de Discos Fuentes, convirtiéndose en la primera productora musical en grabar una banda de metal en Colombia.

Pese a que Discos Fuentes era una muy reconocida productora musical, el demo salió con un sonido muy rústico y arcaico, puesto que aún en Colombia no se contaba con equipos que soportaran la grabación de las guitarras eléctricas de este estilo. Sin embargo, este se convertiría en el sonido característico y representativo de lo que fue el denominado como el ultra metal. (Peña, 2016)

Por otro lado, la ciudad de Bogotá no tardaría en convertirse en una ciudad que también vería surgir bandas de metal. En 1987 nace la banda Neurosis, bajo el liderazgo del guitarrista Jorge Mackenzie. En el municipio de Soacha nacería en ese mismo año la banda Darkness, que después se establecería en la ciudad de Bogotá. Aunque por su condición como capital colombiana y tener un mayor pie de fuerza pública para velar por su seguridad, Bogotá tampoco estaba libre de ser blanco de la guerra por parte de los grupos guerrilleros, los carteles de la droga y el mismo estado en el transcurso de esa época.

En la década de los 80’s, Bogotá fue víctima de los carros bomba de Pablo Escobar. Dentro de los más recordados está el ataque frente a la embajada de los Estados Unidos, en 1984, y el otro frente al edificio del DAS, en 1989. En aquella década las Fuerzas Armadas del Estado también eran gestores de violencia y muerte.

En el año de 1984, en la capital del país, la policía militar desató una masacre estudiantil en las instalaciones de la Universidad Nacional, dejando 17 muertos y varios desaparecidos. Otro caso que se convertiría en uno de los más polémicos y recordados hasta el día de hoy. En 1985 la Plaza de Bolívar de Bogotá fue el escenario de la toma armada al palacio de justicia por parte del grupo guerrillero M-19, el cual terminó en una confrontación contra el Ejército Nacional, quien retomó el palacio de justicia dejando 98 muertos y 11 desaparecidos.

En la década de los 80’s, se comenzaba a revelar otra cara de la guerra. Las masacres empiezan a convertirse en una práctica común dentro de la guerra por parte de todos los protagonistas del enfrentamiento armado: las guerrillas, los paramilitares y el estado colombiano. Esta estrategia se utilizó únicamente con el fin de sembrar el terror a sus respectivos enemigos, dejando como principal víctima a la población civil.

En el año 1988, nace en Medellín una de las bandas más icónicas del metal colombiano: Masacre, una de las pocas bandas que más logró impactar en el exterior por aquél entonces, junto con Kraken.

Esta fue conformada por Alex Okendo (vocalista), Mauricio Montoya “Bull Metal” (batería)(RIP) , Antonio Mosquera (guitarra), y Juan Gómez (guitarra). Esta banda dio inicio a un proyecto musical que aún sigue vigente y que se convertiría en la banda que más se ha encargado de narrar y denunciar con su música los hechos que acontecen en nuestro país a partir de la guerra y la corrupción.

Masacre publica su primer LP ‘Ola de violencia’, el mejor LP producido en aquella época en cuanto a su calidad de sonido.

En el especial ‘La Historia del Metal en Medellín en los Años 80 y 90’, transmitido por el programa Radial Metal UN de la emisora de la Universidad Nacional, el realizador Juan Camilo Arboleda Alzate cuenta que tras la buena acogida que tuvo el metal en Colombia, hubo personas que comenzaron a ver una industria, o al menos movimiento económico dentro de este naciente sector cultural, y optaron por arriesgarse a ser intermediarios directos entre las bandas y la escena Colombiana. Quienes poseían el suficiente recurso económico para intercambiar correos directos con esta industria musical en Europa y Estados Unidos.

Estas personas mandaban a traer discos, revistas y camisetas para venderlas a los nuevos fanáticos en nuestro país.

Sin embargo, no solo se limitaban a ingresar música extranjera a Colombia. Estas personas enviaban también por correo material de metal colombiano, llegando así a otros músicos, tiendas o productoras musicales extranjeras. El personaje que más se destacó en esta labor fue Mauricio Montoya, más conocido como “Bull Metal”, quien logró intercambiar más correos y estableció más amistades con bandas en el exterior.

Gracias a Bull Metal fue que bandas como Masacre, Reencarnación y, en especial Parabellum, se dieron a conocer en Europa.

Por medio de estos correos, Parabellum junto con Reencarnación, que fue otra banda de Medellín nacida en 1986, se dieron a conocer de una manera muy influyente en Noruega.

Bull Metal y Alex Okendo habían establecido una amistad con Øystein Aarseth, más conocido como Euronymous, uno de los fundadores de Mayhem, primera banda de lo que se llamó black metal.

Alex Okendo relata que Euronymous en una de sus respuesta les decía que Parabellum había sido una gran influencia para la creación de su música y para los inicios del Black Metal noruego, un movimiento musical e ideológico muy polémico en Noruega, el cual buscaba acabar con el cristianismo en ese país, promoviendo así la quema de iglesias, dando paso a lo que se denominó el Inner Circle, el cual lideró Eronymous junto con otro de los creadores del black metal noruego: Varg Vikernes, un multi instrumentista único miembro de la banda Burzum.

Los creadores de este nuevo subgénero dentro del metal, el black metal, para finales de los 80’s, decían que Parabellum y Reencarnación tenían una sonoridad demasiado oscura y violenta, digna de ser escuchada y tenida en cuenta por ellos.

El ultra metal de Medellín influyó en el nacimiento del black metal según lo dicen sus mismos creadores. (Ossa, 2015)

Llegada la década de los 90’s, las bandas de rock en Colombia comienzan a proliferar más, y dentro de este crecimiento del rock colombiano el movimiento metalero no se quedó atrás. En Bogotá nacían bandas como: Acutor, Agony y Kilcrops; en Medellín nacían otras agrupaciones como Witchtrap, Tenebrarum, Nigthmare y Athanator; mientras que Cali entraba a esa década ya con sus primeras propuestas de bandas, que habían nacido en los 80, Inquisition (1988) y Kronos (1986).

En el transcurso de la década aparecerían Sagros, Legend Maker y Apolion‘s Genocide, entre las más reconocidas (Metallum, s.f.).

Por otro lado, lo que vendría para Colombia con la década de los 90’s, serían hechos cruciales en su situación política.

Bajo el gobierno del presidente César Gaviria se firma con el desmovilizado grupo guerrillero M-19 la creación de una nueva constitución política, en el año de 1991. Esta se conocería como la constitución de los derechos humanos, ofreciendo falsas esperanzas a la población colombiana, pues todo estaba a punto de empeorar.

En el siguiente año en 1992, se extermina por completo a todo el movimiento político de la Unión Patriótica (UP), todos sus dirigentes y militantes fueron asesinados, más de 3.000 fueron las bajas en este movimiento político, y los pocos que sobrevivieron a esta persecución se vieron obligados a salir del país.

Esto motivó a las FARC a intensificar su guerra y retirarse del segundo intento de Acuerdo de Paz con el Estado Colombiano. Con esta masacre a la Unión Patriótica, se estaba ratificando el acaparamiento del poder político en Colombia y la exclusión a otros partidos o ideologías políticas de izquierda.

En esta década se desataría una guerra total por parte del estado colombiano con el apoyo de los Estado Unidos para intentar detener el narcotráfico, y que unos años después, terminaría con la desarticulación del Cartel Medellín, con la baja del capo Pablo Escobar Gaviria, en el año 1993. Después de la caída del más poderoso y peligroso cartel, la atención se centraría en el Cartel de Cali, el cual también sería desarticulado en 1996.

Pero la peor parte estaba por empezar. A partir de 1995, el conflicto armado comenzaría a intensificarse y a fortalecerse cada vez más. Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), se consolidan de manera oficial como grupo armado para combatir a la guerrilla, financiándose del narcotráfico, la extorsión y del apoyo de algunos terratenientes que los vieron como una solución para acabar con los grupos subversivos, convirtiéndose, con el tiempo, en los principales artífices de las masacres en el país.

Según los datos recolectados por el Centro Nacional de Memoria Histórica, a partir de este periodo las cifras de muertes, combates, atentados y desplazados comienzan a aumentar, hasta el año 2005. En los 90’s el conflicto armado se intensificó.

Sin embargo, en esta década, aconteció uno de los más grandes hitos en el rock colombiano. En 1995 se realiza la primera versión de Rock al Parque en el escenario de la Media Torta, festival que se convirtió en el evento gratuito de rock más grande e importante de Latino América.

En aquella década, el auge que había en Bogotá de bandas de rock llevó a muchos jóvenes y a los pocos promotores a buscar espacios para poder presentarse. La cantidad de eventos que se realizaban eran mínimos, se hacían de manera clandestina o eran pocos los bares que abrían sus puertas a los conciertos de música metal, y siempre terminaban interrumpidos por la policía o en otros inconvenientes dentro de los mismos eventos.

Nacen los Festivales

Rock al Parque nace de la necesidad que había en la capital colombiana de darle un espacio adecuado a las bandas capitalinas para que realizaran sus presentaciones. (Manrique, 2010)

Este evento se convirtió en un escenario abierto para las bandas de rock de todo el país convirtiéndose en el punto de partida en donde muchas bandas iniciaron su carrera musical profesional. El metal ha tenido una de las participaciones más destacables en toda la vida de Rock al Parque.

Desde su primera versión el metal se hizo presente ocupando buena parte del cartel de artistas a presentar, se hicieron presentes bandas como Acutor, Kilcrops, Darkness, Sangre Picha y Leishmaniasis.

Desde entonces el metal no ha dejado de estar presente en Rock al Parque, cada año fueron aumentando las bandas de metal presentes en el festival, en su mayoría capitalinas; la presencia del metal en Rock al Parque ha sido fundamental, desde sus inicios, porque fue un género que logró posicionarse de manera permanente y exclusiva dentro del festival.

El primer día de cada edición de Rock al Parque está dedicada exclusivamente al metal. Este día, además de registrar una de las asistencias más altas en las diferentes ediciones, siempre se ha dispuesto para dar inicio al festival con la fuerza y rapidez del metal. Este es el único día que está totalmente dedicado a un género musical en específico, pues el resto de días de programación varían más entre géneros como el punk, reggae y demás estilos, diferentes dentro del género del rock.

A partir del año 1997, Rock al Parque se convertiría en una tarima para todo el rock nacional, desde ese año, las bandas de otras ciudades también empiezan a ser parte del festival, dejándole a muchas agrupaciones nacionales una puerta abierta para los futuros carteles de este festival. (IDARTES, 2014)

Previamente al nacimiento de Rock al Parque eran muy pocos los festivales que habían congregado a tanto público en torno a la música rock. Estuvo el festival de ANCON, realizado en Medellín en 1971; luego La Batalla de Bandas en 1985 en la misma ciudad; el Concierto de Conciertos, realizado en Bogotá en 1988, y, unos tortazos de metal que se realizaban en la Media Torta, también en Bogotá. Fueron aquellos conciertos en la Media Torta los que Mario Duarte, Julio Correal y Berta Quintero lograron consolidar en lo que luego se llamó como Rock al Parque.

Esto representó un hito importante dentro de la historia del rock colombiano, especialmente para el metal, pues años después, como si fuera una herencia o fruto de Rock al Parque, comienzan a aparecer en distintas ciudades del país diferentes festivales en pro del rock. Después del año 2000, empiezan a nacer festivales como el Festival Altavoz, en la ciudad de Medellín; Ibagué Ciudad Rock, en el Tolima; Festival Manizales Grita Rock, en el departamento de Caldas; el Festival Miche, en Barranquilla; el Galeras Rock, en Pasto; el Festival Calibre, en Cali, y, el Convivencia Rock, en la ciudad de Pereira.

Dentro de la capital colombiana también se presentó el surgimiento de pequeños festivales a finales de los 90’s, únicamente para el metal. Distintas localidades de la capital, con la ayuda del distrito, realizan festivales que si bien no son gratuitos, el valor de la entrada se intercambia por donaciones de comida por parte de los asistentes para distintas obras benéficas.

De esta manera han surgido eventos como el Usmetal Festival (Usme), Bosa la Escena del Rock (Bosa), el Festival Metal de las Montañas (Ciudad Bolívar), el Festival Metal Castilla (Kennedy), Rock Engativá (Engativá), Metal 4ta (San Cristóbal), Metal Unidos (Barrios Unidos), y el Súbase al Metal (Suba). (IDARTES, 2014)

Entrando a un nuevo siglo, con Andrés Pastrana en la Presidencia, el Estado Colombiano de la mano con el gobierno de los Estados Unidos, quisieron mitigar el narcotráfico y no bajar la guardia en el combate contra los grupos guerrilleros, a través del “Plan Colombia”.

Con una guerra financiada por los Estados Unidos, el gobierno no estaba dispuesto dar cese al fuego contra los grupos subversivos, ni siquiera con los diálogos de paz que se desarrollaban entre las FARC y el gobierno, a los cuales Manuel Marulanda, alias “tirofijo”, máximo jefe de las FARC, nunca se presentó. Dichos diálogos se suspendieron en el 2002 convirtiéndose en un fracaso total.

Como parte del Plan Colombia, el gobierno había emprendido aspersiones aéreas de glifosato sobre los cultivos ilícitos, acción que afectó también otros cultivos campesinos, intensificando el enfrentamiento armado en esas zonas, obligando a muchos campesinos a desplazarse de sus tierras, por la pérdida de sus cultivos y las amenazas de muerte que recibían.

Los saldos del conflicto interno iban en aumento, pero las bandas de metal tampoco dejaban de nacer por todo el país. Nuevas generaciones de bandas y de metaleros seguían viviendo en un país sumergido en la violencia, y sus temáticas continuaban impregnándose del entorno de la guerra.

A finales de los 90’s ya empezaba a ser difícil tener el conteo de cuántas bandas se encontraban haciendo metal en el país. Lo que se empieza a ver en la década del 2000 es que ciudades como Cali, Pasto, Pereira, Bucaramanga e Ibagué comienzan a ser más participativas en la escena metalera colombiana, reflejando un panorama que es el que hasta hoy se mantiene y es el del constante crecimiento de la escena metalera en todo el país.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Discussions
View all discussions

Opiniones

resumen de los comentarios más leídos y actuales

Starting a Band: The Four Cities You Should Visit for Inspiration

Starting a Band: The Four Cities You Should Visit for Inspiration

Black Metal takes Norway’s Everyday Racisms to the Extreme

Black Metal takes Norway’s Everyday Racisms to the Extreme

The Strange Connection Between Politics and Extreme Metal

The Strange Connection Between Politics and Extreme Metal

Damsels and Demons: Transgressive Females from Clarissa to Carmilla

Damsels and Demons: Transgressive Females from Clarissa to Carmilla

¿Busca convertir teniendo en cuenta el rendimiento?

Ya sea tema o constructor, ¡lo tenemos cubierto!

Eventos

& Lugares

Festival Rock al Parque Endurance for Cultural Diversity

Festival Rock al Parque Endurance for Cultural Diversity

John Martin and the Promethean Theatre of Subversion

John Martin and the Promethean Theatre of Subversion

Tattoo artist

The Moscow Tattoo Convention returns June, in Russia

‘Vampyr, Der Traum des Allan Grey’ Review

‘Vampyr, Der Traum des Allan Grey’ Review

‘Between Two Worlds’ (‘Der Müde Tod’) Review

‘Between Two Worlds’ (‘Der Müde Tod’) Review

‘Witchcraft Through the Ages’ (‘Häxan’) Review

‘Witchcraft Through the Ages’ (‘Häxan’) Review

Reseñas

& Críticos

Impacto

& Visual

Medicine, Martyrs, and the Photographic Image 1860–1910

Medicine, Martyrs, and the Photographic Image 1860–1910

Distinguishing Early Nineteenth-Century Modes of Cameras

Distinguishing Early Nineteenth-Century Modes of Cameras

A Scanty Post-Mortem History Of Spirit Photography

A Scanty Post-Mortem History Of Spirit Photography

Actualizado

& Reciente

The Scottish Crown, the Protestant Church, and Witch Trials

The Scottish Crown, the Protestant Church, and Witch Trials

Lesbianism and the Vampire in “Christabel”and Carmilla

Lesbianism and the Vampire in “Christabel”and Carmilla

The Enduring Sexual Appeal of Vampires

The Enduring Sexual Appeal of Vampires

Introduction to the Monstrous Women of Dracula and Carmilla

Introduction to the Monstrous Women of Dracula and Carmilla

Blogs

Voces

Delighted with Horror: Reconfigurations of the Everyday

Delighted with Horror: Reconfigurations of the Everyday

Awe-inspiring festivals that revere the gothic subculture

Awe-inspiring festivals that revere the gothic subculture

Festival Rock al Parque Endurance for Cultural Diversity

The cultural divulges injected in the world’s music

01. Edición
Especial
Guiando a los Niños a Través de Una Nueva Era de Oscuridad y Esperanza

Guiando a los Niños a Través de Una Nueva Era de Oscuridad y Esperanza

En el pasado fuimos acusados de ser “competencia” por una década, en la que permanecimos como un medio escrito totalmente en inglés...

The Vile Atrocities of Blood Countess Erzsébet Báthory

The Vile Atrocities of Blood Countess Erzsébet Báthory

Countess Erzsébet Báthory continues to draw the interest of historians, critics, artists, and in the process, one could argue, the victimising of...

‘Gothicka: Vampire Heroes, Human Gods, and the New Supernatural’

‘Gothicka: Vampire Heroes, Human Gods, and the New Supernatural’

‘Gothicka: Vampire Heroes, Human Gods, and the New Supernatural’ is an attempt to explain, as accurately and in the simplest terms as one can...

Share to...